Compromiso Ético

 

1. Independencia, objetividad y veracidad
La Cuarta Columna se define como un diario independiente, comprometido con la información libre, veraz y de calidad que aporte todos los puntos de vista posibles sobre la actualidad, de manera que ayude al lector a extraer una visión crítica de la realidad.

2. Integridad
Las directrices de este compromiso ético se aplican a todos los miembros de nuestra empresa, y su propósito no es otro que el de garantizar la imparcialidad y neutralidad de La Cuarta Columna, así como la veracidad contrastable de sus contenidos.

3. Sobre el pago por publicaciones
Ningún miembro del personal de La Cuarta Columna aceptará dinero en efectivo, objetos de valor o cualquier otro tipo de pago en especie, ya se trate de bienes, favores o servicios, a cambio de la publicación de noticias, promoción de personas, entidades u organizaciones de cualquier clase, o de enlaces a sitios web. Hacerlo se considerará como una práctica inaceptable.
En el caso de que el autor de la noticia recibiera algún pago para gastos de cobertura, o cuando la empresa sea contratada para la publicación de cualquier promoción, del tipo que sea, estas circunstancias siempre deberán quedar indicadas con claridad para que el lector sea en todo momento consciente de la naturaleza del contenido.

4. Colaboraciones en otros medios
Los miembros del personal podrán desempeñar trabajos independientes en
otros medios que no supongan una competencia directa con La Cuarta Columna. En estos casos sólo podrán hacerlo cuando el editor, previa autorización, no esté interesado en el artículo o proyecto ofrecido por el miembro del personal.
También previo conocimiento de la dirección, los empleados podrán participar en debates o programas de radio, televisión u online, de cualquier ámbito, en los que se traten asuntos relacionados con artículos o informaciones publicadas en La Cuarta Columna, o con temas de actualidad que formen parte de nuestra cobertura diaria. No obstante, todas las opiniones expresadas por los miembros del personal siempre serán a título personal y nunca en nombre de nuestra empresa, siendo consecuentes, a la hora de utilizar su nombre o el de nuestra organización, de que La Cuarta Columna es un medio imparcial.
Asimismo todos los empleados deben asegurarse de que su participación en este tipo de foros no interfiere en sus responsabilidades diarias.

5. Activismo social y político
La dirección de La Cuarta Columna nunca desaconsejará o desalentará a cualquier empleado a participar activamente en organizaciones cívicas, caritativas, religiosas, públicas, sociales o ciudadanas. Todo lo contrario, dichas actividades forman parte del tejido de nuestra sociedad civil por lo que, no sólo son dignas de respeto sino que las alentaremos siempre y cuando su participación:
No suponga un detrimento en el rendimiento o eficacia del trabajo en la empresa
No implique a La Cuarta Columna como patrocinador de dicha actividad u organización
No viole, de alguna forma, el presente compromiso ético.

6. Contra el partidismo político
Todos los miembros del equipo de redacción y dirección de La Cuarta Columna con responsabilidad editorial o directamente sobre las noticias que se publiquen, deberán primar el rigor y la información contrastada frente al sesgo partidista en sus contenidos, así como en comentarios en redes sociales, blogs o canales similares, entendiéndose como partidista el tomar parte, en favor o en contra, de cualquier grupo político, candidato o Gobierno.

7. Un compromiso de todos y para todos
La Cuarta Columna considera este compromiso ético una garantía de integridad e independencia, por lo que su aplicación se llevará a cabo de forma extremadamente escrupulosa. Todos los empleados de La Cuarta Columna serán responsables del cumplimiento de los diversos puntos de este código. Asimismo, La Cuarta Columna pondrá a disposición de los nuevos empleados este compromiso ético, que deberán leer y dar fe por escrito de que así lo han hecho. Dichas certificaciones escritas se exigirán una vez al año y/o cuando este código sufriese cualquier modificación.

8. Sobre el incumplimiento del compromiso ético
Los aspectos tratados en este código, que suponen un compromiso ético sobre nuestra actividad profesional y empresarial, tienen la entidad necesaria como para considerar cualquier violación de los mismos como un hecho lo suficientemente grave que justificaría desde medidas disciplinarias hasta el propio despido.

Cualquier empleado que tenga alguna duda sobre los aspectos tratados en este código, y que considere que haya podido violar alguno de sus preceptos, o que tenga conocimiento de que algún otro empleado lo haya hecho, o de que él u otro empleado hayan llevado a cabo cualquier actividad que pueda dar pie a un conflicto de intereses, real o aparente, deberá exponer dicha situación ante su superior inmediatamente y, a ser posible, antes de que sea publicada cualquier información que pueda incurrir en conflicto de intereses con cualesquiera de los principios ex-presados anteriormente. Se hará todo lo posible por mantener la confidencialidad de estas situaciones, salvo por imperativo legal o judicial.
La Cuarta Columna no permitirá ni tolerará represalias de ningún tipo contra cualquier empleado que haya informado de buena fe sobre una posible violación de este código por parte de otro empleado.