El ex alcalde de Navalcarnero 'saqueó' mil millones de euros de un municipio que no ingresa más de veinte al año | La Cuarta Columna

Entre 1998 y 2015

El ex alcalde de Navalcarnero ‘saqueó’ mil millones de euros de un municipio que no ingresa más de veinte al año

La Cámara de Cuentas, en un informe reciente, detecta irregularidades en la previsión de ingresos, en la contratación y la contabilidad durante los Gobiernos del 'popular' Baltasar Santos


En la portada, el ex alcalde de Navalcarnero, el 'popular' Baltasar Santos

La Cámara de Cuentas ha puesto en el punto de mira la gestión de los Gobiernos del ex alcalde de Navalcarnero, Baltasar Santos (PP), después de detectar múltiples irregularidades en la elaboración de presupuestos, en el sistema de contratación y en la contabilidad municipal.

Un informe que se suma a las advertencias de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) y el Tribunal de Cuentas. En todos ellos se determina que entre 1998 y 2015 los Gobiernos de Baltasar Santos dilapidaron mil millones de euros en un municipio cuyos presupuestos no superaban los 20 millones de euros anuales.

Así, en lo que respecta las cuentas municipales, los auditores señalan que, desde el año 2007, todas las previsiones de ingresos de los Gobiernos ‘populares’ “estaban basadas más en futuribles que en hechos razonablemente posibles”, detalla el informe al que ha tenido acceso LA CUARTA COLUMNA.

“Previsiones imposibles de alcanzar y que en 2016 todavía no se han hecho realidad”, por lo que “la reducción de los gastos que se proponían no fue suficiente dado el nivel de endeudamiento que la corporación tenía”, asegura el órgano fiscalizador.

Esta previsión irreal de ingresos trajo consigo una situación de insolvencia, de tal modo que tras la liquidación del ejercicio de 2015 el Ayuntamiento de Navalcarnero registraba un remanente negativo de 117 millones de euros.

CámaraCuentasingresosLa Cámara de Cuentas advirtió sobre la previsión de ingresos irreales durante los Gobiernos del Partido Popular en Navalcarnero

Todo ello fue posible, según la Cámara de Cuentas, debido a la ausencia de fiscalización por parte de la Intervención municipal.

“La mayoría de las obligaciones reconocidas en el presupuesto de gastos carecen de la preceptiva fiscalización previa”, asegura el informe. “Aún existiendo fiscalización limitada previa en determinados expedientes de ingresos y gastos, no se ha realizado una fiscalización plena, lo que implica un importante incumplimiento en la función de intervención”, añade.

Asimismo, la Cámara de Cuentas también advierte sobre la “inexistencia de un procedimiento normalizado en cuanto a la entrada y registro de facturas”, que llevó al extravío de muchas de ellas, o al desconocimiento por parte de Intervención de las obligaciones asumidas por el Consistorio.

Facturas conformadas por el fontanero y el conductor del Ayuntamiento

Precisamente la política de contratación también resulta fuertemente cuestionada en el informe después de detectarse cerca de 35 millones de euros en fraccionamientos o pagos que no se ajustaban a derecho; modificados en la práctica totalidad de los contratos, incumplimientos en los plazos de ejecución o fraccionamientos con los que se evitaba la libre concurrencia y la publicidad en las contrataciones.

En este sentido, señala el órgano fiscalizador, una única constructora, CONSVIAL, ejecutó el 90 por ciento de las obras del municipio durante los años 2007 y 2008 después de que se le encargasen trabajos de acondicionamiento y reparación de calles, jardines y edificios municipales.

Así, sólo las dos constructoras CONSVIAL y EXCAVIAL facturaron 15 millones de euros mediante contratos menores y fraccionamientos de gasto.

Una situación que también se extendió a la empresa Mármoles y Granitos Ayuso, que facturó 1.242.132 euros por suministro de granito, igualmente mediante contratos menores y fraccionamiento de gasto.

Por otro lado Cerrajería Hercevi facturó 907.450, igualmente mediante contratos menores y fraccionamientos, por el suministro de pilones eléctricos, la colocación de vallas para parques, una pérgola y material de ferretería.

Si a estas irregularidades sumamos las detectadas también por la IGAE desde 1998, el importe abonado desde el Ayuntamiento para trabajos y servicios facturados sin cobertura contractual asciende a 150 millones de euros.

Asimismo se daban situaciones tan surrealistas como que “en la mayoría de las facturas, la conformidad con el material recibido se realizaba por el fontanero o el conductor del Ayuntamiento, no por el responsable del servicio”, tal y como advierte la Cámara de Cuentas.

InformeCámaraCuentasFontaneroMuchas de los suministros eran recepcionados por un fontanero y un conductor municipal

Por otro lado se señalan prestaciones de distintos proveedores “que han superado los límites cuantitativos que fija la ley sin que se haya tramitado un expediente administrativo ni formalizado un contrato, es decir, prescindiendo absolutamente del procedimiento de contratación”.

Algo que ocurría de forma habitual en los contratos por prestaciones de obras, suministros y servicios, en contra de lo establecido por la legislación, que prohíbe la contratación verbal.

Pago por una escultura de la Santa Cena que no se encuentra en dependencias municipales

Uno de los hechos más delirantes destacado en el informe es, con toda seguridad, el pago por una escultura de la Santa Cena que, posteriormente fue devuelta y nunca más se ha sabido de ella.

Se trata de una obra por la que el Ayuntamiento abonó 311.863 euros, casi la totalidad del precio fijado en el contrato, a pesar de que se incumplieron los plazos previstos en el mismo.

Tras este pago quedaron pendientes 42,362 euros, de los que 20.611 corresponden a la cuantía restante y 21.751 euros a la diferencia por la aplicación de IVA superior.

Según la Cámara de Cuentas en enero de 2014 se hizo acta de recepción de la escultura, en la que intervinieron el entonces alcalde del municipio, Baltasar Santos, el fontanero municipal y el artista.

A pesar de que no existe ningún informe técnico que avalara la entrega del suministro o la calidad del mismo, un año después, en 2015,  el alcalde comunica al escultor que se han advertido defectos en la policromía y en la madera, por lo que el artista se lleva la obra de las instalaciones municipales.

Dado que no ha vuelto a conocerse el estado de la misma, el nuevo Gobierno municipal, encabezado por el Partido Socialista, se puso en contacto con el escultor en enero de 2016, quien comunicó al Ayuntamiento que “la obra se encuentra al 70 por ciento, aunque queda lo más delicado y lo que más tiempo requiere”, aseguró para, posteriormente añadir que “la obra se podrá entregar en un periodo de aproximadamente tres años”.

CámaraCuentasSantaCenaLa escultura de la Santa Cena fue devuelta, sin informes técnicos que avalaran su calidad, y a pesar de haberse abonado casi en su totalidad

En este sentido la Cámara de Cuentas advierte que se deberían exigir y depurar responsabilidades, ya que la propuesta de aprobación del expediente la realizó el alcalde sin función interventora.

Compra de terrenos para obras inexistentes

Otro hecho denunciado por la Cámara de Cuentas es la adquisición de una serie de terrenos para obras que nunca llegaron a ejecutarse.

Es el caso de la construcción de la ermita de San Millán de la Cogolla, para lo que el Ayuntamiento compra una parcela en 2007.

Un año después se compra la contigua para “ampliar” la ermita a pesar de que las obras no habían empezado. De hecho nunca llegaron a realizarse.

“La compra no se ha destinado al fin sociocultural para el que fueron adquiridas, ni se ha efectuado en ellas ninguna actuación encaminada a la construcción de la futura ermita”, señala la Cámara de Cuentas.

Y es que si ya era cuestionable la compra del primer terreno, con mayor motivo lo era también la adquisición de una segunda parcela.

Modificados que superan el 200 por ciento

Entre otras irregularidades encontradas por el órgano fiscalizador se encuentran modificados que superan el 200 por ciento, como es el caso de los contratos de residuos y mantenimiento de parques y jardines, que sufrieron modificados que ascienden al 245,60 por ciento y el 357,46 por ciento respectivamente.

En este sentido los auditores destacan que ninguna de estas modificaciones se encontraba justificada, no existen informes técnicos que las avalen, ni estaban basadas en razones de interés público por necesidades nuevas o causas técnicas imprevistas.

Asimismo se señala que, en la mayoría de casos, los modificados se inician cuando las obras ya deberían estar concluidas en todo o en su mayor parte.

Tampoco hay informes jurídicos sobre la procedencia de la modificación y el procedimiento, e intervención se limita a resumir las cifras económicas del proyecto aprobado.

CámaraCuentasModificadosEl informe ha detectado modificados en los contratos que superan hasta el 200 por ciento

Sobrecostes en la plaza de toros

También se destaca en el informe de la Cámara de Cuentas un importante sobrecoste en el precio de construcción de la plaza de toros municipal.

De este modo, la obra pasó de un importe inicial de 15.633.010 euros a 22.286.276 euros, una desviación del 42,56 por ciento.

Y aunque el Ayuntamiento se comprometió a financiar 11.859.525 millones de euros en pago de certificaciones y subvenciones, finalmente asumió la totalidad de las modificaciones, llegando a abonar un total de 18.512.791 euros.

Se trata, según el organismo fiscalizador, de “un contrato de mixto de obras y servicios que se ha contratado al margen de la legislación de contratos de las Administraciones públicas”.

También se destacan irregularidades en la construcción del polideportivo La Estación, cuyas obras debieron estar finalizadas en 2007 pero todavía están pendientes de ejecutar.

Otras irregularidades

Por parte del Gobierno municipal, presidido actualmente por el Partido Socialista, señalan que desde 2015 ya empezaron a sentar las bases para depurar todas las irregularidades heredadas del Partido Popular.

A este respecto, señalan, hasta la entrada del nuevo Ejecutivo el Ayuntamiento no tenía aprobada ninguna Relación de Puestos de Trabajo (RPT).

Tampoco contaba con un inventario de bienes ni patrimonio municipal del suelo o un organigrama. En este sentido, aseguran, el nuevo Gobierno también ha empezado a regularizar todos los servicios y suministros que se prestaban sin contrato y sin los correspondientes procedimientos de licitación.

“Y, lo más importante -aseguran desde el Gobierno municipal- el nuevo Equipo de Gobierno ha empezado a regirse desde el año 2016 con un presupuestos basado en ingresos reales”.

2 Comentarios


2 respuestas a “El ex alcalde de Navalcarnero ‘saqueó’ mil millones de euros de un municipio que no ingresa más de veinte al año”

Enviar comentario

Tu comentario sera publicado en breve