El PP de Madrid formaliza su relevo, aunque pospone su regeneración | La Cuarta Columna

16 Congreso PP de Madrid

El PP de Madrid formaliza su relevo, aunque pospone su regeneración

El cónclave, en el que Cristina Cifuentes será proclamada presidenta de la formación regional, ha vuelto a reflejar que el PP de Madrid sigue siendo un partido burocratizado y cerrado en torno a su cúpula


Cristina Cifuentes, junto a Mariano Rajoy en la apertura del 16 Congreso del PP de Madrid

El decimosexto Congreso del Partido Popular de Madrid arrancaba este viernes, en plena operación salida, y sin más emoción que la que interesados y aspirantes sin opciones puedan tener a la hora de conocer si formarán parte de la nueva ejecutiva de Cristina Cifuentes.

Sin embargo el aire que respira el PP de Madrid no es el de una nueva etapa, sino el de la formalización de un relevo para seguir manteniendo el statu quo.

“No hay pulso”, se quejan miembros del PP en privado, eso sí, minutos después de haber ovacionado a discreción a los intervinientes en un cónclave que podría compararse a los del viejo PCUS, en donde el presidium tasa todo debate, toda idea, hasta tal punto, que cualquier discrepancia que pueda surgir en el seno de una ponencia se convierte en titular.

Por los pasillos del hotel que acoge el Congreso, Cifuentes se fotografía con la militancia justo un día antes de proclamarse presidenta de la formación regional tras haber vencido en unas primarias desiguales, que allanaron el camino a la candidatura oficial, aunque se convirtieron en una auténtica carrera de obstáculos para su rival, Luis Asúa.

Por otro lado la propia fecha de celebración del Congreso, en pleno Puente del día de San José, y escogida para garantizar la derrota de quien no contara con el voto de los miembros del ‘aparato’, -en caso de que hubiese habido segunda vuelta- da buena cuenta de que, en las formas, el PP de Madrid sigue siendo un partido burocratizado y cerrado en torno a su cúpula.

La sensación predominante en este decimosexto Congreso del PP de Madrid es, por tanto, la de que nos encontramos ante un mero trámite; un intercambio de carteras entre lo que Cifuentes ha bautizado como “viejo y nuevo PP”, nomenclatura que no sólo ha generado malestar, sino que ha ahondado en la herida de un Partido que intenta recomponerse internamente, azotado por los escándalos de corrupción y la pérdida de poder municipal tras veinte años de indudables victorias, como ha recordado Mariano Rajoy.

Sobre ese espinoso terreno ha intentado caminar la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, quien durante su intervención de este viernes ha incidido en la necesidad de “un proyecto integrador, al que puede venir todo el mundo”.

Un mensaje entre líneas que llega en pleno proceso de lavado de cara, y en donde no se ha perdonado a quien no haya abjurado de su pasado para prometer fidelidad al nuevo liderazgo.

Este Congreso exprés, celebrado en tiempo récord, y en donde la contraposición de programas entre candidaturas ha vuelto a ser un deseo, más que una realidad, vuelve a dejar patente que el PP de Madrid releva a su dirección, pero pospone la necesaria regeneración que permita el debate interno y la exposición de ideas que debería caracterizar a cualquier formación política.

0 Comentarios


0 respuestas a “El PP de Madrid formaliza su relevo, aunque pospone su regeneración”

Enviar comentario

Tu comentario sera publicado en breve