Irlanda, Dinamarca o Portugal, los países europeos que más sufrirían los efectos del proteccionismo de Trump | La Cuarta Columna

Según el Cologne Institute for Economic Research

Irlanda, Dinamarca o Portugal, los países europeos más expuestos al proteccionismo de Trump

Se trata de países cuyo nivel de exportaciones con EEUU supone un elevado porcentaje de su PIB


Fotografía: Bernard Spragg / Flickr

Los ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales del G-20 reunidos este fin de semana en la ciudad alemana de Baden-Baden no han podido aprobar una declaración de apoyo a un sistema de comercio global abierto debido a la oposición de Estados Unidos.

El documento final hace una mera referencia simbólica a la necesidad de fortalecer la contribución del comercio a la economía, con lo que se pone fin a una década de rechazo sin fisuras al proteccionismo. Esta omisión supone una clara derrota para Alemania, el país anfitrión, que defendió que se mantuvieran los compromisos previos del grupo.

“Estamos trabajando para fortalecer la contribución del comercio a nuestras economías”, ha napuntado los jefes de Finanzas tras dos días de reuniones sin ratificar compromisos anteriores de un comercio multilateral inclusivo, abierto, basado en reglas, transparente y no discriminatorio.

Bajo el lema de “Estados Unidos primero”, el Gobierno de Donald Trump ya se había excluido de un acuerdo comercial principal y propuso un nuevo impuesto sobre las importaciones con el argumento de que se debían reformular ciertas asociaciones comerciales para defender a los trabajadores estadounidenses.

Ahora se empiezan a valorar las consecuencias de las nuevas políticas proteccionistas, con las que la Unión Europea tiene las de perder.

De acuerdo con los datos de 2015, la UE registró un superávit de 154 millones de euros en la balanza comercial con Estados Unidos.

Es cierto que los bienes que Europa exporta a EEUU supera a las importaciones de casi la totalidad de los Estados miembros de la Unión Europea.

06083198

 

Como se desprende del estudio elaborado del Cologne Institute for Economic Research, Alemania obtiene el mayor supéravit comercial del comercio trasatlántico. Por este motivo, los planes de Trump suponen una amenaza, especialmente para las empresas germanas, que podrían verse obligadas a pagar mayores aranceles en las aduanas.

Sin embargo no sería el único país que sufriría las consecuencias ya que, el conjunto de los Estados miembros de la Unión Europea se verían gravemente afectados.

Las exportaciones de Irlanda a EEUU superan con creces las importaciones, de tal modo que Dublín registra un superávit de 24 mil millones de euros.

En situación similar se encuentran Italia y el Reino Unido, en donde el superávit es de 22 mil millones de euros y 19 mil millones respectivamente.

La relación del PIB

Sin embargo el peso de la balanza comercial con Estados Unidos no es igual entre los distintos países, por lo que los efectos serían diversos.

Así, mientras en Alemania las exportaciones con EEUU constituyen el 1,8 por ciento de su PIB, similar al de Suecia, Austria y Lituania; en Irlanda, el superávit comercial con Estados Unidos representa más del 9,5 por ciento de su PIB, mientras que el de Dinamarca es del 2,6 por ciento, también mayor que el de Alemania.

Estos países, por tanto, cuyo nivel de exportaciones es mayor que el de Berlín, aunque su economía es casi dos veces más pequeña que la alemana, se verían seriamente afectados por las medidas proteccionistas de Trump,  ya que su dependencia de la economía estadounidense es muy fuerte.

En una situación similar a la de Irlanda se encontrarían Dinamarca, Austria, Portugal o Lituania, según el estudio, ya que su nivel de exposición a las exportaciones con EEUU es muy elevada.

EEUU también sentiría los efectos

Pero no sólo en Europa se sentirán los efectos, y es que Estados Unidos será el primer afectado por la aplicación de las medidas proteccionistas.

Así los costes de producción podría elevarse significativamente ya que el 81 por ciento de los productos alemanes exportados a Estados Unidos son bienes de capital e intermedios.

En este sentido, señala el estudio, sustituir estos productos por otros de origen nacional no sería nada fácil dado que se trata de elaborados altamente especializados, por lo que se podrían necesitar años para reponerlos por otros, ya que el correspondiente know-how en muchos casos es deficiente, y se requeriría una elevada inversión en investigación y desarrollo.

Por este motivo los consumidores y la industria de EEUU tendrán que soportar los costes adicionales que traerán consigo las barreras comerciales más elevadas.

0 Comentarios


0 respuestas a “Irlanda, Dinamarca o Portugal, los países europeos más expuestos al proteccionismo de Trump”

Enviar comentario

Tu comentario sera publicado en breve