La reducción de la burocracia y las regulaciones podría incrementar el PIB mundial en un billón de dólares | La Cuarta Columna

Según la OMC

La reducción de la burocracia y las regulaciones podría incrementar el PIB mundial en un billón de dólares

Los 48 países más pobres del mundo gastan alrededor de 23 de millones de dólares al año en costos de cumplimiento con las medidas no arancelarias


El comercio padece un grave problema de imagen, evidente desde antes incluso del Brexit, o de las elecciones en Estados Unidos, donde el discurso de Trump, muy crítico con el libre comercio, resultó vencedor.

“El libre comercio y la globalización han protegido a cientos de millones de personas de la pobreza y el hambre. El problema es sólo pocas personas creen en ello”, dijo Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, en el New York Times.

Por este motivo los grandes acuerdos comerciales, como el Trans-Pacífico, también conocido como TPP, han resultado enormemente impopulares incluso antes de su contenido se hiciese público.

No obstante se ignora el hecho de que ya tenemos las herramientas que necesitamos para reactivar el crecimiento impulsado por el comercio reduciendo el costo de trasladar bienes a través de las fronteras.

Sin embargo, como señala el Global Enabling Trade Report 2016 , publicado esta misma semana por la Alianza Mundial para la Facilitación del Comercio y el Foro Económico Mundial, las mejoras en la administración de fronteras en los últimos dos años han sido prácticamente inexistentes.

rcgyjitge5j-px0pa7swdtl_ibrhgejgio9uaxev_c

La mayor parte de las regulaciones que incrementan el costo del comercio son las medidas no arancelarias (MNA), que van desde el etiquetado, inspecciones, licencias y certificaciones, a las medidas destinadas a proteger a los productores nacionales, como las cuotas, reglas de contenido nacional y normativa de contratación pública.

Las trabas burocráticas

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) estima que los costes de las MNA afectan ya al 96% del comercio mundial. De hecho, los 48 países más pobres del mundo gastan alrededor de 23 de millones de dólares al año en costos de cumplimiento con las medidas no arancelarias de los países del G20, según el secretario general de la UNCTAD Mukhisa Kituyi.

Kituyi, que desempeñó el cargo de ministro de Comercio de Kenia, recuerda el impacto negativo que suponen para ese país los requisitos de trazabilidad impuestos por la Unión Europea sobre las exportaciones de flores frescas y vegetales.

Las regulaciones de la UE son “una pesadilla” para los pequeños productores, principalmente mujeres que exportan a Europa, asegura.

Las tarifas, históricamente el mayor obstáculo para el flujo de mercancías, están en su punto más bajo, por lo que, en este sentido, poco más se pueden reducir.

No ocurre lo mismo con las regulaciones, que continúan proliferando, y con ellas los costes, que no son tan bajos.

Como muestra basta recurrir a la página web del Banco Mundial sobre Negocios, en la que queda patente cuánto tiempo y coste destina cada país en obtener la documentación, en someterse a inspecciones y mover mercancías desde la frontera a un almacén.

En muchos países los costes y el tiempo de espera son inaceptablemente altos. En este sentido, un envío a la República Democrática del Congo requiere 804 horas (33 días) sólo en papeleo y en obtener la aprobación de las autoridades, mientras que el coste monetario se eleva a 3.900 dólares sin incluir aranceles ni transporte.

Por contra, ese mismo proceso requiere un día o menos en Austria, donde el coste de cumplir con la burocracia y las inspecciones es de tan sólo un dólar.

Hace dos años, los países miembros de la Organización Mundial del Comercio acordaron agilizar la burocracia del comercio con el fin de reducir los costos mediante la automatización de los procesos manuales, la creación de una “ventanilla única”, y una regulación transparente y coherente en cada país que, se calcula, podría reducir los costes del comercio en torno al 13% y el 15%, así como aumentar el PIB mundial en 1 billón de dólares al año, según estimaciones de la OMC.

0 Comentarios


0 respuestas a “La reducción de la burocracia y las regulaciones podría incrementar el PIB mundial en un billón de dólares”

Enviar comentario

Tu comentario sera publicado en breve