Rusia fracasa en su intento por impulsar su propia OTAN | La Cuarta Columna

Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC)

Rusia fracasa en su intento por impulsar su propia OTAN

Las divisiones entre los países miembros de la OTSC, la participación de Moscú en los conflictos de Siria y Ucrania, o los intentos por controlar a sus vecinos, ha terminado por incrementar las presiones, poniendo en riesgo el futuro de la organización


Fotografía: Dimitri Terekhov / Flickr

La Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), nació en 1992 para llevar a cabo incursiones en los países que alguna vez pertenecieron a la Unión Soviética.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos emprendidos por Rusia, la OTSC no se ha convertido en la poderosa herramienta que Moscú esperaba, en parte debido a la fuerte división existente entre sus países miembros, lo que ha limitado la eficacia del bloque militar.

Su creación se fraguó sobre el Tratado de Seguridad Colectiva, un acuerdo diseñado para alentar y facilitar la cooperación de seguridad entre sus signatarios, y regido sobre el principio de que un ataque contra un miembro es un ataque contra todos.

En sus primeros dos años el bloque creció para abarcar Rusia, Bielorrusia, Georgia, Armenia, Azerbaiyán, Kazajstán, Uzbekistán, Kirguistán y Tayikistán. Sin embargo fue a partir de 1999 cuando empezaron los problemas después de que tres de sus miembros, Uzbekistán, Georgia y Azerbaiyán, se retiraron del bloque y empezaran a distanciarse de Rusia.

No obstante, con la esperanza de construir su imagen como una gran potencia, Rusia siguió utilizando la OTSC para ganar influencia entre sus vecinos, presentándola como un contrapeso a la OTAN.

Pero las divisiones internas y el incremento de las presiones, especialmente después de que Moscú se haya involucrado en los conflictos de Ucrania y Siria, el bloque se ha ido fracturando mientras algunos países, como Bielorrusia y Armenia, hayan comenzado a evaluar su pertenencia a la OTSC.

csto-member-statesMiembros de la OTSC / Fuente: Stratfor

Un bloque dividido y receloso de Moscú

Sin embargo la fortuna de Rusia comenzó a cambiar en 2016, especialmente a raíz de la victoria del Brexit, la división en la Unión Europea y la victoria de Trump en Estados Unidos, decidido a replegar la política exterior para centrarse en los problemas internos.

Todo esto ha vuelto a dar la oportunidad a Moscú para recuperar parte de la influencia que perdió en la antigua esfera soviética, por lo que en los últimos meses el Kremlin ha impulsado el papel de la OTSC, firmando nuevos acuerdos de cooperación militar con Bielorrusia, Armenia, Kazajstán y Tayikistán.

Sin embargo este progreso no se ha traducido en un avance del bloque, lo que se ha puesto de manifiesto en los repetidos retrasos en la selección de un nuevo jefe de la OTSC, derivados de la falta de quórum necesario para votar a un candidato debido a las continuas ausencias de los países miembros.

Unas ausencias que, como señala la agencia Stratfor, no son una coincidencia, y apunta a varios informes que señalan un posible bloqueo por parte de Kazajstán y Bielorrusia a un candidato armenio, tal y como desea Moscú.

La CSTO, señala Stratfor, nunca ha sido una coalición particularmente cohesionada, pero las disputas sobre el próximo secretario general podrían socavar aún más su unidad.

Esto no quiere decir, no obstante, que la OTSC esté condenada a desaparecer, y es que Moscú podría buscar soluciones intermedias, como la nominación de un candidato menos polémico o abogar por una mayor integración entre los ejércitos de los países que forman el bloque.

Sin embargo, según la agencia de estrategia geopolítica, “la OTSC no cumplirá sus aspiraciones originales de convertirse en una alianza militar que pueda compararse a la OTAN”.

En lugar de eso el bloque podría funcionar como una plataforma limitada para la cooperación en defensa, lo que implicaría que los países miembros ya no necesitarían a Rusia en exclusiva para resolver sus problemas de seguridad, lo que genera recelos en Moscú.

Y mientras el Gobierno de Putin continúe basando su política en intentar aumentar su dominio sobre sus vecinos euroasiáticos dejando al margen la OTSC, el bloque, señala Stratfor, seguirá sumido en un constante bloqueo.

0 Comentarios


0 respuestas a “Rusia fracasa en su intento por impulsar su propia OTAN”

Enviar comentario

Tu comentario sera publicado en breve