Las sequías y torrentes originaron el gran yacimiento madrileño de Somosaguas | La Cuarta Columna

Paleontología

Las sequías y torrentes originaron el gran yacimiento madrileño de Somosaguas

En esta especie de "sabana" las sequías eran frecuentes y se cree que fueron las culpables de la muerte de numerosos animales, entre los que destacan parientes lejanos de los elefantes, rinocerontes y caballos primitivos


Figuración del paraje de Somosaguas donde los palentólogos han hallado numerosos fósiles

Un equipo internacional de científicos liderado por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha averiguado cómo se formó la zona norte del depósito de fósiles, del que los paleontólogos ya han extraído alrededor de 6.600 restos de mamíferos como rinocerontes, caballos o ciervos primitivos.

En esta especie de “sabana” las sequías eran frecuentes y se cree que fueron las culpables de la muerte de numerosos animales, entre los que destacan parientes lejanos de los elefantes, rinocerontes y caballos primitivos.

“La acumulación de fósiles que observamos hoy en el yacimiento se produjo a partir de sucesivos flujos de derrubios, corrientes de sedimentos en masa de gran energía que viajan ladera abajo y que pueden estar producidas por diferentes causas como lluvias torrenciales, deshielo o rotura de presas. Estos yacimientos no son frecuentes en el registro fósil”, ha explicado la investigadora del departamento de Paleontología de la UCM, Soledad Domingo.

“Después de un estudio exhaustivo de la literatura que hay publicada solo hemos encontrado cinco yacimientos del Cenozoico en este tipo de medios sedimentarios y solo dos de ellos son previos al Pleistoceno”, ha añadido Domingo quien, junto a David Martín-Perea, ha liderado el trabajo.

El estudio de los fósiles apunta a que, tras la muerte de los animales como consecuencia de la escasez de precipitaciones, los cadáveres quedaron expuestos un tiempo lo suficientemente largo como para que los tejidos blandos desparecieran por completo y los huesos se desplazaran de sus articulaciones.

“Esos restos óseos sufrieron fragmentación, abrasión y meteorización, al quedar expuestos a los rayos solares y a los cambios de humedad y temperatura”, han apuntado los investigadores, al tiempo que han explicado que durante períodos de tormentas esporádicas “se produjeron lluvias torrenciales que desencadenaron flujos de derrubios, los cuales arrastraron y enterraron definitivamente los restos”.

De igual modo, la investigación ha revelado que todo este proceso, desde la sequía hasta las lluvias torrenciales, se repitió varias veces, puesto que el yacimiento de Somosaguas-Norte se originó tras sucesivos flujos de derrubios.

En el estudio también han participado el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC), la Universidad de California Santa Cruz (EEUU) y el Museo de Historia Natural de Berlín (Alemania).

0 Comentarios


0 respuestas a “Las sequías y torrentes originaron el gran yacimiento madrileño de Somosaguas”

Enviar comentario

Tu comentario sera publicado en breve